Menu

Cuando el cerebro confunde excitacion con apego (2023)

Todas, todos nos hemos enamorado alguna vez. Quien mas y quien menos ha resignado sobre la remolino del enamoramiento. El enamoramiento, igual que estado inaugural sobre espectaculo fisica asi­ como psicologica, nos realiza transitar por el universo de las deseos sobre intimidad y de reciprocidad. Pero, igualmente, nos abandona en el laberinto de el pavor al rechazo. Detallar, en pocas palabras, el conorarnos no es discreto.

Paradojicamente a lo que podemos imaginar, nuestro organismo reacciona a nivel fisiologico de la misma manera cuando estamos enamorados que cuando sentimos agitacion, ansiedad o temor, aunque ambos sentimientos a priori parezcan tener poquito que ver. Lo cual se deberia a que, realmente, las emociones nunca son tan espontaneas ni claras igual que podria parecer, ademas, Acostumbran A estar condicionadas por dos elementos que son claves de Aclarar como puede regresar a confundirse nuestro cabeza y llaor an una atribucion erronea sobre la excitacion: por un bando, el intensidad sobre excitacion psicologica asi­ como de alteracion bioquimica subyacente a las emociones asi­ como, por el otro, la etiqueta que le damos a esos sentimientos.

?Por que confundimos estar excitados con quedar enamorados?

En 1974, psicologos de la Universidad de la Columbia Britanica (Canada), realizaron un curioso asi­ como, a la vez, esclarecedor experimentacion en el puente colgante que cruza el rio Capilano. El objetivo sobre esta investigacion fue exponer como la atribucion erronea sobre la excitacion puede afectar a nuestros sentimientos de distraccion.

Aprovechando que el puente en Vancouver es una distraccion turistica que provoca estados de excitacion al balancearse a 70 metros sobre longitud, se entrevisto a un grupo sobre a hombres que lo atravesaban. La entrevistadora fue la femina sobre gran belleza. La misma que entrevisto a otro conjunto sobre hombres que atravesaban el rio por otro puente sobre organizacion rigida asi­ como sobre poca altura.

Las investigadores, Donald Dutton asi­ como Arthur Aron pretendian investigar que es lo que nos realiza sentirnos atraidos por la humano, particularmente a partir sobre la evidencia de que el afan sexual suele presentarse o se intensifica con las emociones fuertes, lo que explicaria que las parejas, especialmente en las etapas iniciales sobre su trato, elijan sitios que generan sensacion de «peligro» sobre acontecer descubiertos manteniendo relaciones intimas.

Es bastante habitual, hallar parejas que encuentran tremendamente estimulante conservar relaciones en el probador sobre una tienda o a no demasiados metros sobre la orilla de la playa. Con el fin de algunas usuarios, en el sexo, el decorado Ademas cuenta, y demasiado. En estados como estas o parecidas o que, desprovisto alcanzar a niveles de peligro evidentes, tengan puntos sorprendentes de excitacion erotica, se activa el doctrina simpatico, que es esa pieza sobre nuestro modo nervioso encargado sobre explicar En Caso De Que Hemos pelear o escapar, exactamente la misma que cuando nos enojamos, tenemos panico o nos sentimos sencillamente incomodos. Es decir, a nuestro cerebro no le es simple distinguir entre emociones fuertes.

La atractiva entrevistadora, pidio a todos los varones que pasaban por el puente colgante, que se inclina y tambalea sobre un panorama sobre rocas y torrente de agua, asi­ como que aceptaron acontecer entrevistados a pesar de que la mayoridad de ellos lo cruzaban con emocion de temor, pausadamente, agarrados a las cables de alambres asi­ como con cuidado (el puente no seri­a arriesgado sin embargo si da esa impresion), que miraran una foto de la mujer riendose mientras se cubria el rostro asi­ como que imaginaran la biografia atras sobre esa foto. Al traspasar el puente, contestaban unas pocas dudas a proposito de lo que se les habia pedido cuando estaban en medio del puente.

Exactamente lo mismo, pidio la entrevistadora a los varones que cruzaban el rio a traves del puente solido de madera de cedro, ancho asi­ como a poca altura de el curso de el agua que fluye igual que un tranquilo riachuelo, con pasamanos sobre longitud normal asi­ como genial sensacion de proteccion. Este, era considerado Con El Fin De los investigadores igual que el grupo «control», destinado a contrastar con el conjunto considerado experimental en el puente colgante.

Al finalizar, la chica que entrevisto a un determinado numero sobre hombres en el puente colgante, y a un cantidad similar de separado hombres Ademas, en el puente de madera, la femina les daba su cantidad sobre telefono (si bien nunca era su numero sobre telefono, sin embargo ellos no lo sabian), y les aran En Caso De Que tenian BritГЎnico novias preguntas en el estudio. Este identico prueba se repitio dias despues, en las mismas condiciones, con otros visitantes de el parque que cruzaban los dos puentes, asi­ como todos varones. La sola variable que se introdujo en esta segunda investigacion fue que era un adulto el entrevistador.

Lo que, para terminar sucedio, fue que la aron en dias sucesivos a la entrevistadora habian atravesado el puente colgante asi­ como, tambien, sus respuestas y relatos tenian un de mas grande contenido sensible y sexual. Expresaban una especie de confusion dentro de ansiedad asi­ como distraccion cuando hablaban por telefono con la guapa entrevistadora. Por el contrario, nadie llamo al hombre que entrevisto en la segunda realizacion del experimento.

Debido a este experimento, las investigadores establecieron que las sensaciones sobre peligro, estres y excitacion podran ocasionar cierta sensacion y percepcion de atraccion romantica y/o sexual. En otras palabras, los miembros masculinos que habian cruzado el puente colgante habian confundido las sensaciones sobre pavor inconsciente a caer al vano, y la excitacion de el aparato nervioso simpatico -corazon latiendo mas corto, respiracion acelerada- con una espectaculo romantica.

?Se puede detectar En Caso De Que nos esta pasando a nosotros?

La atribucion erronea seri­a un termino psicologico que describe el procedimiento por el cual las personas se equivocan al aceptar lo que les realiza apreciar excitadas. Ya lo hemos comentado mas en lo alto que, este fenomeno, nunca se produce solo igual que la respuesta a la entretenimiento fisica sobre caracter romantico o sexual, sino que se puede manifestar en toda nuestra gama sobre emociones asi­ como sentimientos, igual que el enojo, la incomodo, la euforia, la rabia, o el erotismo.

En caso de que bien, el prueba se realizo unico con hombres, otras investigaciones neurocientificas atribuyen reacciones similares sobre atribucion erronea basada en situaciones de riesgo (entiendan que hablamos de riesgos moderados, nunca de riesgos extremos) a las hembras.

Seguramente, casi la totalidad de las personas hemos sido, en alguna ocasion, victimas sobre la atribucion erronea sobre la excitacion; en general, nos puede tener ocurrido cuando no poseemos claras las emociones, lo que realmente sentimos asi­ como el cabeza nunca conoce etiquetarlas del al completo bien. Especialmente en estados o entornos inestables, en las que nos podemos apreciar mas vulnerables, es mas simple que caigamos en la fraude de la quimica cerebral, sobre la excitacion neuronal, sobre la percepcion de un enamoramiento que acabara por diluirse en poquito lapso.

No obstante, sobre la misma manera que pasa lo cual, las experiencias nuevas asi­ como desafiantes en relaciones afectadas por el lapso asi­ como la rutina, son capaces sobre despertar la chispa de la excitacion, de el amor, del erotismo asi­ como de la emocion, asi­ como establecer un verdadero puente de apego.